Nacimiento del blog

Abrimos hoy un espacio nuevo de reunión de las gentes de Fuentes donde esperamos vuestros comentarios, fotos, anécdotas.....
Bienvenidos.


martes, 2 de febrero de 2010

JORNADA CINEGETICA EN FUENTES DE CARBAJAL



Hace un tiempo, leyendo un artículo sobre caza, su autor hacía referencia a la siguiente cita: “Cazar no es matar”. Un tanto difícil de explicar para mí que no soy cazadora, pero tiene su sentido y su explicación. Sin querer entrar en polémica, intentaré relacionar esta cita, con lo que vivimos una mañana de Domingo, día 31 de Enero, para explicar con ello lo que quiero transmitir.
Para empezar este artículo, trataré de daros algunos datos aportados por Daniel Angel (cazador de escopeta de nuestro pueblo y concejal), al respecto del Coto de caza de Fuentes de Carbajal. Su extensión aproximada es de 3.200 has. (comprende las dos pedanías, Fuentes y Carbajal). Es un Coto Privado, lo que quiere decir que el Ayuntamiento tiene acotados unos terrenos, por cesión de sus vecinos (dejando una zona excluida de esta práctica) con el fin de obtener un beneficio económico que generalmente se invierta en obras y mantenimiento del municipio. En algún tiempo, se optó por el coto local, subastándolo al mejor postor, pero hoy en día, debido a la escasez de especies, lo aprovechan cazadores del pueblo (aquellos nacidos en el pueblo, o casados con algún nacido en el mismo), previo pago de una cuota al Presidente del Coto (en nuestro caso el Alcalde). Siempre fue un coto libre, luego pasó a ICONA, posteriormente lo gestionaba la Junta de CyL, hasta hoy que es el propio Ayuntamiento quien lo gestiona.

La temporada de caza en nuestra zona se compone de dos partes:
-La Media Veda, que dura 18 días, comienza el 15 de Agosto, y suele finalizar a mediados de Septiembre.
-La Veda comienza el último fin de semana de Octubre y finaliza el último fin de semana de Enero.

Los días habilitados para practicar este deporte son los martes, jueves, sábados, domingos y festivos.

El tipo de caza es la “caza menor”, dándose a su vez distintas variedades: en mano, en ojeo, al salto con perro (es la modalidad reina de todas las disciplinas cinegéticas), reclamo y al paso.

Las especies más comunes en nuestro territorio, como todos sabéis y conocéis, son las siguientes:
*Perdiz: Prefiere vivir en zonas agrícolas, pero con distintos hábitats asociados, como linderos, baldíos u otros lugares donde poder refugiarse.
*Codorniz: Prefiere vivir en zonas de cultivo de secano intercalados con algunas pequeñas zonas de regadío donde encuentran el frescor necesario en los días más calurosos.
*Liebre: Suele ser activa durante la noche. Muy apreciada en la caza, existe una modalidad que está destinada sólo a esta especie: la caza con galgos. La liebre ibérica busca terrenos llanos, abiertos, donde predominen los sembrados cerealistas y con algo de monte bajo. Aún así, es capaz de acomodarse a los más variados paisajes, haciendo de su potente carrera y del mimetismo sus mayores defensas.
Particularmente a mí la modalidad que más me gusta, y a mi juicio, una de las más deportivas e interesantes modalidades de caza es la “caza de liebre con galgo”, por lo espectacular que resulta. En ella, el cazador sólo advierte de la presencia de la presa, la levanta y, tras concederla una ventaja apreciable, suelta a los galgos. La carrera adquiere entonces visos de espectáculo con los recortes de la liebre que hace patinar a los perros. El lance finaliza cuando dan caza a la pieza tras un par de minutos de persecución o cuando la liebre logra despistar a sus perseguidores. Además, este tipo de caza no extermina, pues es escaso el número de piezas que se cobran.
Como curiosidad, comentaros que los galgos llegan a alcanzar unos 80 kms/hora, y tras una persecución tardan en recuperarse unos 10 minutos; y la liebre, suele alcanzar unos 70 kms/hora, es por ello que el buen cazador, le suele dar una pequeña ventaja antes de soltar al galgo. Este modalidad de caza no es tan criticada por la caza en sí, sino por el maltrato que sufren los pobres galgos, pues muchos de ellos son sacrificados cuando finaliza la temporada de caza.
Para ir rematando, os diré que según me comentan algunos de los cazadores con los que he hablado, y leyendo algunos de los artículos al respecto, esta temporada de caza ha sido nefasta, pues las piezas escasean debido sobre todo a su envenenamiento por la ingestión de los topillos, a su vez envenenados para su exterminio.

En cuanto a la experiencia que vivimos, que tan sólo duró dos horas y media, fue extraordinaria: salimos por el Camino de la Fuente de San Miguel hasta Valdegudina, donde encontramos a Daniel Angel, le perseguimos siguiendo sus pasos lo más cerca que nos fue posible, pisando sus propias pisadas, pues el terreno estaba muy húmedo y nos hundíamos por nuestro propio peso; cruzamos hacia el Camino de Gordoncillo campo a través, llegamos al Majuelo de Juanjo, retrocedimos en busca de una partida de perdices que salió al vuelo, llegamos a la “Escombrera”, nos dirigimos al teso de enfrente y bajamos hasta la “Cárcaba” llegando por fin a la Fuentina. Puedo deciros que nos sirvió este paseo para oxigenar nuestros pulmones, respirando el aire puro de nuestro campo, empachándonos con ese particular olor a tomillo, entendimos el porqué de la caza, disfrutamos de unas vistas esplendorosas del paisaje, lo que nos sirvió a su vez para apreciarlo aún más si cabe; divisamos alguna perdiz, incluso nos encontramos con la cigüeña (con razón dicen por aquí que “Por San Blas, la cigüeña verás, y si no la vieres, año de nieves”).

En este caso, Daniel se fue sin pieza alguna, lo que imaginé que para él sería frustrante. Le pregunté por qué cazaba, y su respuesta fue la siguiente: “Porque me gusta el deporte, andar, el campo, la naturaleza, no es la obsesión, como piensan muchos de matar; cazar es una buena forma de mantener el ecosistema”.
Yo pienso que tiene toda la razón del mundo, “Cazar no es matar”, lo que realmente le preocupa al buen cazador, no es la pieza en sí, sino el lance, lo cual no siempre conlleva atrapar a la presa; matar matan los coches cuando atropellan liebres, zorros, gatos y ratones que cruzan la carretera y nos los encontramos estampados a nuestro paso. La caza tiene particularidades ecológicas, culturales, sociales y económicas que van más allá de la muerte de un animal.
Podéis visitar el album con alguna de las fotos tomadas ese día, así como otras tomadas en noviembre.

3 comentarios:

dani dijo...

Hola,
Bueno os doy las gracias de parte de mi padre( Daniel) que como ya sabeis le tengo en casa, de vacaciones en Girona.Ha visto las fotos y el texto... y os da las gracias..
besines para todos!!!!

carmen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana Ortega. dijo...

Hola Dani, dile a tu padre que gracias a él por aguantarnos durante dos horas y media,pues le espantamos las perdices y aquí estamos nosotras, vivitas y coleando, y las perdices por el cielo de Fuentes (qué suerte!. Hola Marta (por fin!!!), al final lo conseguiste! Ves como no era tan difícil??? Espero que lo estéis pasando muy bien, y que vengáis con ganas, descansados y un plumero en cada mano, pues no sabéis la que nos espera en la Iglesia...Espero no nos lapiden por esto.